Subárea de Cooperación al desarrollo

Nuestro objetivo principal es contribuir a erradicar las causas y paliar las consecuencias de la pobreza y la desigualdad, generando cambios a largo plazo que posibiliten el desarrollo autogestionado y sostenible de las sociedades del Sur.

A fin de lograr el máximo impacto y eficacia de nuestras actuaciones, trabajamos principalmente en tres países de Latinoamérica: Nicaragua, El Salvador y Perú, incorporando cada año nuevas actuaciones. De acuerdo con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, nuestros proyectos se centran en la seguridad alimentaria y en el desarrollo educativo, sanitario, en el fortalecimiento económico-productivo, en el sanemiento básico y en la sostenibilidad medio ambiental. Procuramos contar con la colaboración de las instituciones públicas de la zona para fomentar un modelo donde se refuerce un sector público que garantice el acceso de lo más básico a su propia población, intentando generar pautas de sostenibilidad y conciencia de derechos.

El primer Informe sobre Desarrollo Humano, publicado en 1990 comenzaba con “La verdadera riqueza de una nación está en su gente”. El desarrollo humano no se trata solamente de salud, educación e ingresos, sino también de la participación activa de las personas en los procesos sociales; sitúa a las personas en el centro del desarrollo. Se trata, en este sentido, de que las personas desarrollen su potencial, aumenten sus posibilidades y disfruten de la libertad para vivir la vida que valoran.

De ahí que nuestro trabajo se centre en el apoyo a las iniciativas que parten del Sur, por lo que hemos trabajado de forma intensa con la población beneficiaria y con nuestros socios locales, que se han convertido en impulsores de su propio desarrollo.