Área Cooperación Sur

El área de Cooperación Sur es nuestro principal campo de trabajo y concentra el mayor volumen de actuaciones.

Este área se subdivide en:

         - Subárea de cooperación al desarrollo.

         - Subárea de emergencias/asistencial.

 

Subárea de cooperación al desarrollo

Nuestro objetivo principal es contribuir a erradicar las causas y paliar las consecuencias de la pobreza y la desigualdad, generando cambios a largo plazo que posibiliten el desarrollo autogestionado y sostenible de las sociedades del Sur.

A fin de lograr el máximo impacto y eficacia de nuestras actuaciones, trabajamos principalmente en tres países de Latinoamérica: Nicaragua, El Salvador y Perú, incorporando cada año nuevas actuaciones. De acuerdo con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, nuestros proyectos se centran en la seguridad alimentaria, en el desarrollo educativo y sanitario, en el fortalecimiento económico-productivo y en el saneamiento básico y sostenibilidad medio ambiental. Procuramos contar con la colaboración de instituciones públicas de la zona para fomentar un modelo donde se refuerce un sector público que garantice el acceso de su propia población a lo más básico, intentando generar pautas de sostenibilidad y conciencia de derechos.

El primer Informe sobre Desarrollo Humano, publicado en 1990 comenzaba con “La verdadera riqueza de una nación está en su gente”. El desarrollo humano no se trata solamente de salud, educación e ingresos, sino también de la participación activa de las personas en los procesos sociales; sitúa a las personas en el centro del desarrollo. Se trata, en este sentido, de que las personas desarrollen su potencial, aumenten sus posibilidades y disfruten de la libertad para vivir la vida que valoran.

De ahí que nuestro trabajo se centre en el apoyo a las iniciativas que parten del Sur, trabajando de forma intensa con la población beneficiaria y con nuestros socios locales, los verdaderos impulsores de su propio desarrollo.

Subárea de emergencias/asistencial

En el área de emergencias enmarcamos las actuaciones encaminadas a adoptar medidas orientadas a salvar vidas o paliar el sufrimiento de la población afectada, excepcionales y a corto plazo, en situaciones de emergencia causadas por catástrofes naturales o humanas.

Siguiendo con los criterios establecidos en el documento de “definición de la identidad” aprobado por la Fundación FELIPE RINALDI, y dado que no estamos especializados en trabajar estas situaciones, canalizamos nuestro apoyo a través de organizaciones con probada experiencia en el trabajo de emergencia. En caso que no se ejecute el presupuesto asignado durante el año, el remanente de esta subárea se destina anualmente a “emergencias olvidadas”.

Por otro lado, cada año dotamos un pequeño presupuesto carácter subsidiario para iniciativas que, por problemas operativos, no pueden materializarse en proyectos de cooperación pero que consideramos deben ser atendidas. Estas iniciativas actúan sobre necesidades humanas básicas y para valorarlas se tiene en cuenta el número de personas beneficiadas por la ayuda y el índice de desarrollo humano del país o la zona.